Tag Archive: perlas de rio


Y aquí estamos nuevamente frente al teclado y preparado para continuar con la serie de pruebas bajo luz ultravioleta. Puesto que hay muchas variedades de perlas para comparar, he decidido separarlas en grupos basados principalmente en su COLOR. Y ¿por qué hacerlo así? porque simplemente es muy sencillo, y aunque muchas personas dicen que hay muy poco en común entre una perla australiana de los Mares del Sur (SSP para abreviar) y una perla de “agua dulce/de río” de China (usaré las siglas CFWP, también para abreviar); las diferencias son relevantes: las SSP se producen en el mar con una ostra tipo “Madreperla de Labios Plateados” (Pinctada maxima) y la mayoría de las CFWP se producen en ríos/lagos/estanques utilizando “mejillones perlíferos” de la familia Unionidae, y sin embargo estas variedades de perlas tienen un color y aspecto general muy similar.

Aún así, cada grupo tendrá su propio subgrupo para análisis y comparaciones, para no causar mucho malestar entre los que prefieren mantener sus peras separadas de sus manzanas. ¿Listos para iniciar con las pruebas?

Grupo de Perlas Blancas: perlas Akoya, SSP y CFWP

Decidí incluir dentro de este grupo a las perlas más comunes del mundo: tan sólo con las CFWP y las perlas Akoya que se puede decir que se encuentra algo así como el 95% de la producción mundial de perlas cultivadas. Las Perlas de los Mares del Sur (SSP), que incluyen producciones de Indonesia y Australia, son mucho menos abundantes y de mayor tamaño que sus contrapartes de China y Japón, pero su color es muy similar, en una variación de blanco-plateado. Coloque estas perlas una al lado de la otra para que comparen su aspecto:

Las similitudes en el aspecto general de las perlas son más que evidentes, pero en una inspección cercana hay diferencias que se revelan: las perlas no son como otras piedras preciosas y no deberíamos esperar diferencias dramáticas, ya que su belleza reside más bien en el mundo de las sutilezas. Algunas diferencias pueden ser reveladas mediante la inspección con una lupa de joyero, poniendo a la perla contra un fondo de color y o bajo cierto tipo de luz o por inmersión de agua (la prueba del agua).

En la foto anterior, podrás notar que la perla de la izquierda (una perla Akoya, a veces llamada “Perla Mikimoto” o “Japonesa” ) tiene algunas interesantes “líneas” (líneas finas o débiles, que son las que se pueden ver en el núcleo de concha nácar, lo anterior debido a delgadez de la capa de nácar), o que la perla del centro (una perla China) tiene un tinte amarillento-rosado y que la perla a la extrema derecha (una perla australiana de los Mares del Sur) posee un sobretono débil de color verdoso. Algunas de estas características se observan gracias la lámpara de LED que utilicé para tomar estas fotos, pero no son tan evidentes en una situación normal. De todas formas, utilicé siempre esta misma fuente de luz (y la distancia a las perlas) para todas las fotos de este “estudio” o proyecto, por lo que todas las perlas recibieron el mismo tratamiento y se evitan las “preferencias”.

Así que, ¿cómo reaccionarán a la exposición a luz ultravioleta de onda larga estas perlas? Veamos y comparemos.

Como se puede ver, la perla Akoya y la China de agua dulce (izquierda y centro) tienen un resplandor muy similar (blanco-azul) y la perla de los mares del sur (derecha) posee un brillo azul-verdoso. Una cosa que también tenemos que tener en cuenta para el resto de las entradas en esta serie, es que cada lámpara Ultravioleta puede generar resultados diferentes (incluso dependiendo de la carga de la batería) por lo que es necesario estandarizar su uso a un mismo tipo de fondo (recomiendo un paño de tela negro) y de luz ambiental (se recomienda un cuarto oscuro), ya que estos detalles pueden afectar los resultados y que se vean diferentes. Finalmente, estas son fotos y nuestros ojos son simplemente mejores para capturar el efecto de la fluorescencia ya que es un efecto dinámico.

Perlas Akoya

Ahora utilicé tres diferentes perlas Akoya para ver resultados adicionales sobre este grupo de perlas. Usamos una Akoya muy blanca, una de color crema-amarillo (se les conoce como “Akoyas Doradas” y son muy comunes en México) y una “Akoya negra” (de color artificial, por irradiación). Los resultados fueron muy interesantes.

En la imagen de abajo de este párrafo podrás ver varias cosas, pero primero quiero señalar la más evidente: una pequeña perla de agua dulce de China (o “PC” para abreviar) que yo llamo “el blanco” y esto es algo vas a ver en todas las fotos de UV que tome y que no incluyen una PC. ¿Y Why el Rito? (esta frase es un chiste, muy Mexicano…si no lo entiendes simplemente intercambia por la frase “Y ¿por qué?). Nos sirve para comparar el resplandor “azul estándar” de la “perla común” contra todas las otras. Esa es la razón por la que verás allí esa pequeña perla blanca.

Vayamos a los resultados de las Akoyas: la perla blanca tiene el color esperado, pero ahora vemos dos cosas interesantes: la perla “dorada” tiene un muy débil resplandor, casi nada de hecho y su color se torna de naranja-dorado, mientras que la “negra” no tiene resplandor en absoluto (es inerte).

La mayoría de las “perlas falsas o de imitación” no muestran ninguna fluorescencia (pero he visto algunos ejemplares que si lo hacen). ¿Qué significa esto para nosotros? Que las perlas teñidas (de color falso o artificial) no brillarán como lo hacen las perlas sin pigmentos, y que el color “amarillo” posiblemente tenga pigmentos o proteínas que de alguna manera interfieran con fluorescencia de la perla. ¿No es esto interesante?

Perlas de agua dulce

En este caso tengo algunas perlas de agua dulce “tradicionales” (por esto quiero decir que son más comunes, porque más adelante veremos algunas menos tradicionales) para la inspección. En este caso no utilicé la foto de las perlas bajo luz normal ya que las perlas son simplemente…blancas, sin mucho que notar en ellas. El brillo de estas perlas bajo rayos UV es el esperado: un hermoso resplandor azul-blanco.

Conclusión

La mayoría de las perlas blancas brillan con un hermoso resplandor azul-verde bajo la luz ultravioleta de onda larga, pero algunas perlas del grupo “blanco” pueden no mostrar esta fluorescencia, y dentro de estas incluiría ciertas (no puedo afirmar que  esto suceda en todas estas perlas hasta realizar pruebas en un muy buen número de perlas) de perlas doradas y negras.

¿Qué no hemos incluido en este reporte? No tengo ninguna perla Akoya “Azul” ni “Rosa” para analizar, pero espero a futuro conseguir algunas y actualizar esta entrada. Pero aquí extiendo una invitación personal: Si deseas compartir tu investigación personal o enviarme muestras para analizar (claro que las regresaré) estaré más que contento de actualizar esta entrada e incluir tus conclusiones personales. No dudes en escribirnos a través de la sección de “Comentarios”.

Manténgase en sintonía para el siguiente grupo: las perlas negras.

Aqui de nuevo con pruebas sencillas que les ayudarán a identificar entre perlas. Muchas de estas pruebas de identificación eran utilizadas para -principalmente- identificar las perlas de cultivo de las perlas falsas o imitaciones. Sin embargo, hoy en día incluso pueden servir a identificar entre diferentes tipos de perlas, como sería entre las perlas de río, las perlas Akoya de Japón/China, las perlas tahitianas o negras y -por supuesto- las perlas del Golfo de California.

Asi bien, para esta prueba utilizaremos otro elemento natural, pero opuesto al que ya utilizamos anteriormente: el AGUA. A diferencia de la prueba del fuego -que es muy divertida cuando se utiliza en perlas falsas- la prueba del agua no es destructiva pero puede tener un valor estético si se utilizan las perlas adecuadas. Para entender de lo que estoy hablando necesitamos ver algunas imágenes y hablar de unos términos arcanos conocidos bajo los nombres de “oriente” y “sobretonos”.

El Oriente/Los Sobretonos

Mucho se habla del “oriente” de las perlas. Discusiones por grandes “conocedores” hablan sobre la inusual y bella apariencia del “oriente” pero para la mayoría de estos “expertos” es difícil explicar lo que es el oriente (probablemente porque nunca han observado una perla con este atributo). Asi que empezaremos a desmitificar este bello atributo visual de las perlas… primero, con el concepto mismo:

La luz, ya sea natural o artificial -cuando la perla es noble-, se refleja totalmente en la pulida superficie y le da ese brillo especial; la claridad rodea a la perla de un vivo reflejo aterciopelado y suave que a veces se tornasola; y el oriente resulta de la curvatura de las laminillas superpuestas, lo que hace que los efectos de la reflexión de la luz den a la joya una sensación de diafanidad absoluta. (Fuente)

¿Difícil de entender? Es una buena descripción de una perla, pero no ayuda mucho a entender el oriente ya que utiliza en una sola definición varias propiedades de la perla: el lustre, la iridiscencia y ese suave resplandor que de la perla emana debido a las capas translúcidas de nácar (a eso se refiere con diáfano). Pero, para dar claridad a  vamos a concentrarnos en un solo concepto: el oriente o sobretono.

Utilizaremos la descripción que a mi manera de ver es la más coloquial y entendible y que viene de la página de “Perlas del Mar de Cortez”:

el oriente se observa como un segundo color o sobretono. … básicamente se trata de un efecto visual que se identifica como si existiesen “aros” concéntricos de colores en la perla.

Para muestra un botón. Veamos una foto con diversas perlas: perlas chinas (de río), imitaciones, perlas akoya japonesas, perlas negras y Perlas del Golfo de California:

En estas fotos podemos apreciar que las perlas Negras y las Mexicanas poseen una iridiscencia especial, que hace que parezca que tienen varios colores y que no poseen solo un color…como se aprecia en las otras perlas. Esos “anillos” de color que parecen flotar sobre la perla se conocen como “oriente” -en las perlas de colores claros- y como “sobretonos” en las perlas obscuras. En este momento no vamos a hablar sobre que es lo que causa que exista este singular efecto óptico, ese tema es para otra ocasión, pero de lo que si vamos a hablar es sobre como utilizar este atributo visual para identificar diferentes tipos de perlas, asi que ¡comencemos!

La Prueba del Agua en Perlas Claras.

Utilizamos un pequeño recipiente de color blanco al cual le ponemos suficiente agua limpia, la necesaria para cubrir las perlas. Nos movemos a un área con buena iluminación natural (no necesariamente al rayo del sol) y allí introducimos diferentes perlas en el agua. ¿Qué va a suceder? El agua funciona como amplificador visual de este efecto visual (oriente/sobretonos), además el recipiente de plástico blanco ayuda a rebotar la luz de una forma óptima sobre la perla: si la perla presenta oriente o sobretono, entonces veremos una gran diferencia a manera de “anillos de color” en la perla. Claro está, si una perla no presenta este efecto…pues se trata de una perla de menor calidad o incluso una “perla falsa”.

Veamos un ejemplo. Tenemos un grupo de “perlas blancas” o de color claro (perla china de río, perla “Mallorca”, otra imitación llamada “Shell Pearl” y unas “Perlas del Mar de Cortez”. Fuera del agua la mayoría de estas perlas tienen una apariencia “de perla normal” (yo le llamaría “muerta”, “apagada” o “lechosa”), excepto por las perlas mexicanas, que presentan un hermoso y fuerte oriente (verde y rosa).

Ahora, introduzcamos esas mismas perlas en agua y el cambio es significativo: las perlas falsas y la perla china no presentan cambio alguno e incluso se ven más blancas, pero las perlas del Golfo de California presentan un par de aros o anillos de color. Aquí observamos el Oriente de la perla con facilidad.

La Prueba del Agua en Perlas Obscuras:

En las perlas de color obscuro es aún más intenso el resultado. De entre las perlas utilizadas – perla negra de Tahití, perla china teñida, perlas falsas y perlas mexicanas- para esta demostración, varias presentaron un buen efecto visual de sobretonos. Pero ahora veamos a las competidoras antes de ser introducidas al agua:

Ahora, veamos a las mismas perlas pero dentro del agua…

En el caso de la perla teñida y la perla tahitiana, el sobretono hace una aparición más fuerte que lo que se puede apreciar a simple vista. Las perlas de imitación -Majorica, imitación y “Shell Pearl”- tampoco presentan sobretonos, aunque habría quien se confundiría con la “Shell Pearl” debido a que en la foto se observa algo similar a un anillo, pero realmente no lo es…este es un efecto visual dinámico y que se puede observar mejor en un vídeo. Ahora bien, la perla mexicana destaca por su tremendísimo efecto de sobretonos: un verdadero espectáculo visual.

Comparando Perlas Claras y Obscuras en Agua:

Este apartado nos sirve para ver las diferencias entre tipos de perlas. Por ejemplo, las perlas obscuras presentan un efecto más marcado y las claras no presentan ningun efecto, tal vez debido a que fueron blanqueadas y pulidas excesivamente…como se hace de manera rutinaria con este tipo de producto.

De izquierda a derecha: perla Akoya, perla de río, perla negra y perla teñida.

Perlas Falsas o de Imitación:

Las perlas falsas no presentan este deseable efecto visual…al igual que las perlas de calidad inferior.

Perlas del Mar de Cortez:

Un rico deleite visual…los colores son variados y dinámicos, algo que rara vez se logra observar en otras perlas. Son estas “pequeñeces”, estos “detallitos” los que hacen que esta perla sea única.

El Video.

Y como en otras ocasiones, he preparado otro video sobre esta prueba ya que este es un fenómeno visual y dinámico. En esta ocasión volví a utilizar la música de “Perlas del Mar de Cortez”, aunque realmente deseaba utilizar la canción “Strange Overtones” (Extraños Sobretonos) de David Byrne…pero ya conocemos las políticas de YouTube al respecto, asi que si tienen esa canción ponganla con el video y lo podrán disfrutar de una manera diferente.

Hasta la próxima entrega…